El Hijo Prodigo debe Regresar!

Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, y que obtiene la inteligencia; 14 porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, y sus frutos más que el oro fino. 15 más preciosa es que las piedras preciosas; y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella. (Proverbios 3:13-15)

 

18 octubre 2019

Material del ministerio: www.descubrelaBiblia.org

Descargar PDF formato libro

PRIMERAMENTE CONSIDEREMOS ALGUNAS ESCRITURAS
1 Pedro 3:15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;
2 Timoteo 2:24-25 Porque el siervo del Señor no debe ser pendenciero, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen
Hechos 17:11 Y éstos eran más nobles que los de Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.
Proverbios 18:13 Al que responde sin haber escuchado, la palabra le es fatuidad y vergüenza.
Proverbios 29:18 Donde no hay visión profética, el pueblo se desenfrena, Pero, ¡cuán bienaventurado es el que guarda la Ley!
Jeremías 6:16 Así dijo Jehová: "Paraos en los caminos, mirad y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino. Andad por él y hallaréis descanso para vuestra alma". Mas dijeron: "¡No andaremos!"
Oseas 4:6 Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.
Mateo 5:17 (Jesús)No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.
Mateo 23:1-3 Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la cátedra de Moisés están sentados los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; más no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen.
1º Juan 3:4 Todo aquel que comete pecado, infringe también la Ley, pues el pecado es infracción de la Ley.

Introducción: (Material del ministerio www.DescubreLaBiblia.org )

Descubre la Biblia es un ministerio cuyo propósito es difundir el estudio sistemático, expositivo de la Biblia desde su contexto histórico, considerando principalmente el trasfondo hebreo con el que cada libro fue escrito.

Este manual, es la transcripción del comentario en audio mp3 incluido, y es el fruto del trabajo de un equipo de estudiantes apasionados de la Biblia cuyo único interés es descubrir la esencia del mensaje divino expresado a través de las Escrituras, eliminando cualquier tendencia o dogma religioso que se haya desarrollado a través de los siglos y que haya tergiversado el mensaje original que el autor bíblico en verdad quiso expresar.

Nuestro propósito a través de estas explicaciones bíblicas no es promover o hacer proselitismo hacia alguna religión existente, sino simplemente profundizar en la sabiduría eterna que ha resistido la barrera del tiempo y la geografía y que nos ha llegado como la eterna Palabra de Dios.

Esperamos que el presente estudio transforme tus vidas como lo ha hecho con millones de personas a lo largo de los siglos…

Sécase la hierba, marchitase la flor; más la Palabra del Dios nuestro permanece para siempre. (Isaías 40:8)

La parábola

En Estados Unidos, hace tiempo se hizo una encuesta para detectar en la literatura universal, cuál era la historia breve más conocida. El resultado de dicha encuesta fue precisamente ‘la historia del hijo pródigo’.

Pródigo: derrochador, despilfarrador, desperdiciador.

Generalmente se toma al hijo pródigo como alguien especial y sin embargo no es así, es un hijo que desperdició su herencia.

Lucas
15:1 se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle,
15:2 y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: este a los pecadores recibe, y con ellos come.
15:3 entonces Él les refirió esta parábola, diciendo:
Lucas
15:11 también dijo: un hombre tenía dos hijos;
15:12 y el menor de ellos dijo a su padre: padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.
15:13 no muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.
15:14 y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle.
15:15 y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.
15:16 y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.
15:17 y volviendo en sí, dijo: ¡cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!
15:18 me levantaré e iré a mi padre, y le diré: padre, he pecado contra el cielo y contra ti.
15:19 ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.
15:20 y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

Lucas
15:21 y el hijo le dijo: padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.
15:22 pero el padre dijo a sus siervos: sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.

Al hacer esto último el padre, era símbolo de que el hijo estaba recuperando toda la herencia.

Lucas
15:23 y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;
15:24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

Generalmente aquí se termina la historia y el énfasis se hace en el regreso del hijo pródigo.

Pero es importante resaltar que esta historia Yeshúa la estaba contando a los líderes religiosos que le cuestionaban el por qué comía y bebía entre publicanos y prostitutas, gente no religiosa y no considerada piadosa.

Lucas
15:1 se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle,
15:2 y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: este a los pecadores recibe, y con ellos come.

Existe un personaje en esta historia, que generalmente se pasa por alto, y este es el hermano mayor.

Lucas
15:25 y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas;
15:26 y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.
15:27 Él le dijo: tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano.
15:28 entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.
15:29 más Él, respondiendo, dijo al padre: he aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.
15:30 pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para Él el becerro gordo.
15:31 el entonces le dijo: hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.
15:32 mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

Es muy probable que la mayoría de nosotros nos identifiquemos con el hijo pródigo, como aquel que se apartó de Dios, que despilfarró la herencia y que un día, Dios en su misericordia nos llama a volver a casa.

Sin embargo, a pesar de que esta historia tiene un contenido espiritual y emocional muy fuerte, e indudablemente ha sido el instrumento por el cual Dios ha traído a la fe a mucha gente alrededor del mundo, existe un aspecto de la historia del hijo pródigo que se conoce muy poco, mucho más profundo que la historia emocional que vemos relatada en el capítulo 15 del evangelio de Lucas. Esa historia es la que nos va a ayudar a comprender cómo el padre nos abrazó cuando aún estábamos lejos, y es entonces que entenderemos que el final de la historia es cuando el hijo entra a casa, es aceptado por su hermano mayor y vuelve a ser parte de la familia. Inclusive esta historia se encuentra plasmada en toda la Biblia, desde Génesis hasta Apocalipsis. Este es el llamado que el Espíritu de Dios nos hace en todo momento, y quizá aún nos sentimos lejos y no nos sentimos dignos de ser llamados otra vez su hijo, o quizá aún queremos seguir lejos y queremos conformarnos con ser un siervo, pero el llamado de Dios es a una relación más profunda, nos está llamando a ser su hijo.

La dispersión

De acuerdo al profeta Jeremías, cuando la nación de Judá se había alejado de la Palabra de Dios (Torah), hizo un llamado a la nación a volver a las sendas antiguas, a las sendas en que anduvieron sus padres: Abraham, Isaac y Jacob.

Jeremías
18:11 ahora, pues, habla luego a todo hombre de Judá y a los moradores de Jerusalén, diciendo: así ha dicho el Señor: he aquí que yo dispongo mal contra vosotros, y trazo contra vosotros designios; conviértase ahora cada uno de su mal camino, y mejore sus caminos y sus obras.
18:12 y dijeron: es en vano; porque en pos de nuestros ídolos iremos, y haremos cada uno el pensamiento de nuestro malvado corazón.
18:13 por tanto, así dijo el Señor: preguntad ahora a las naciones, quién ha oído cosa semejante. Gran fealdad ha hecho la virgen de Israel.
18:14 ¿faltará la nieve del Líbano de la piedra del campo? ¿Faltarán las aguas frías que corren de lejanas tierras?
18:15 porque mi pueblo me ha olvidado, incensando a lo que es vanidad, y ha tropezado en sus caminos, en las sendas antiguas, para que camine por sendas y no por camino transitado,
18:16 para poner su tierra en desolación, objeto de burla perpetua; todo aquel que pasare por ella se asombrará, y meneará la cabeza.
18:17 como viento solano los esparciré delante del enemigo; les mostraré las espaldas y no el rostro, en el día de su perdición.

Y el profeta Malaquías, en el último capítulo de su profecía mencionó…

Malaquías
4:4 acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.
4:5 he aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día del Señor, grande y terrible.
4:6 el hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.

Existen muchos indicadores que reflejan que esta profecía de Malaquías muy pronto se empezará a cumplir.

Desde la perspectiva de un escritor hebreo, como el apóstol Pablo, los discípulos o los profetas, cuando hablan a cerca de nuestros ‘padres’, se refieren a Abraham, Isaac y Jacob.

Por consiguiente, así como en su primera misión el profeta Elías hizo un llamado al arrepentimiento a la nación de Israel, que se había apartado de Dios y estaba adorando a los baales, a los dioses falsos de las naciones. De igual en los últimos tiempos, la misión de Elías será el hacer volver el corazón de los hijos a los padres ‘Abraham, Isaac y Jacob’.

En ciertas denominaciones se ha venido impartiendo la enseñanza que somos hijos ‘espirituales’ de Abraham, por la fe. Sin embargo existe una muy alta posibilidad de que seamos hijos ‘biológicos’ de Abraham.

Gálatas
3:29 y si vosotros sois de Cristo, ciertamente ‘linaje’ de Abraham sois, y herederos según la promesa.

Linaje: esperma (en griego)

Este es el mensaje que el apóstol Pablo llamó el misterio que había estado oculto y que habría de revelarse en los últimos tiempos. Y son muchas las implicaciones que se generarán para nuestra fe, para nuestra relación con el pueblo de Israel, y además de nosotros, para el cristianismo en general, al reconocer que somos linaje de Abraham, no solo espirituales, sino biológicos.

Una de las profecías que nos ayudaran a comprender mejor este mensaje, es la de Abdías. Esta es una de las profecías más pequeñas de toda la Biblia, comprende una sola hoja, y por lo mismo, es de las menos conocidas. Sin embargo es una profecía muy poderosa y tiene mucho que ver con el tiempo que actualmente estamos viviendo. Esta profecía anuncia el juicio a los descendientes de Esaú.

Primero revisaremos la historia de los hijos de Isaac, a partir de que rebeca estaba embarazada de Jacob y Esaú, y se le presentaron problemas en su embarazo…

Génesis
25:21 y oró Isaac al Señor por su mujer, que era estéril; y lo aceptó el Señor, y concibió rebeca su mujer.
25:22 y los hijos luchaban dentro de ella; y dijo: si es así, ¿Para qué vivo yo? Y fue a consultar al Señor;
25:23 y le respondió el Señor: Dos naciones hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas; Él un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, y el mayor servirá al menor.

Posterior a esto, en la Escritura se relata le cómo Jacob tomó la primogenitura por medio de una negociación que hace con Esaú y otros acontecimientos. A raíz de todo esto, al tomar Jacob la primogenitura, nace en Esaú un gran resentimiento hacia su hermano Jacob.

Y es por ello que el profeta Abdías se levanta para juzgar la maldad de los descendientes de Esaú.

Abdías
1:1 visión de Abdías. Dios el Señor ha dicho así en cuanto a Edom: hemos oído el pregón del Señor, y mensajero ha sido enviado a las naciones. Levantaos, y levantémonos contra este pueblo en batalla.
Abdías
1:10 por la injuria a tu hermano Jacob te cubrirá vergüenza, y serás cortado para siempre.
1:11 el día que estando tú delante, llevaban extraños cautivo su ejército, y extraños entraban por sus puertas, y echaban suertes sobre Jerusalén, tú también eras como uno de ellos.
1:12 pues no debiste tú haber estado mirando en el día de tu hermano, en el día de su infortunio; no debiste haberte alegrado de los hijos de Judá en el día en que se perdieron, ni debiste haberte jactado en el día de la angustia.
1:13 no debiste haber entrado por la puerta de mi pueblo en el día de su quebrantamiento; no, no debiste haber mirado su mal en el día de su quebranto, ni haber echado mano a sus bienes en el día de su calamidad.
1:14 tampoco debiste haberte parado en las encrucijadas para matar a los que de ellos escapasen; ni debiste haber entregado a los que quedaban en el día de angustia.

De acuerdo a los historiadores, a los rabinos y para el judaísmo, actualmente los descendientes de Esaú son las naciones cristianas. El rey Herodes era idumeo, descendiente de Esaú.

Si analizamos la historia, Jacob se empeñó en buscar la primogenitura, y por el contrario, la característica de Esaú era que prefería el mundo, prefirió casarse con mujeres que no eran de la descendencia de Israel y desechó la primogenitura. Por consiguiente, los descendientes de Esaú se mezclan y con el tiempo llegaron a convertirse en el imperio romano y posteriormente en el catolicismo romano.

Ahora bien, si analizamos la historia del catolicismo romano, en su trato con los descendientes de Jacob, vemos que desde el año 67dc, el imperio romano comenzó a estar en guerra continua con el pueblo de Israel.

En el año 70dc destruyeron el templo en Jerusalén y se llevaron cautivos a una gran cantidad de judíos.

En el año 132dc iniciaron las guerras finales y en el año 135dc terminaron por arrasar toda la tierra de Judea. Finalmente el imperio romano, en su odio contra el pueblo judío, y en su deseo de borrar del mapa a la nación judía, decidieron cambiar el nombre a la tierra de Israel, por el nombre de palestina, en honor a los antiguos enemigos de Israel, los filisteos.

También a la ciudad de Jerusalén le cambiaron el nombre por Aelia capitolina, pusieron dioses falsos y es donde inicia el periodo de la diáspora en la que actualmente se encuentra el pueblo judío. A esta diáspora o dispersión del pueblo judío, actualmente el judaísmo le llama la diáspora o el exilio de Esaú, o el exilio de Roma.

Por 2000 años el pueblo judío estuvo disperso entre las naciones. Vinieron las cruzadas, los tiempos de las inquisiciones, y el pueblo judío andaba de lugar en lugar, tratando de encontrar un lugar donde establecerse, pero siempre fueron perseguidos, sobre todo por una religión que surge en el IV siglo, que era el catolicismo romano, y desde su inicio trata de desligarse completamente de cualquier práctica relacionada con el judaísmo. De aquí comienza una enseñanza antisemita, que se empieza a difundir, la cual enseña que el pueblo judío ha sido desechado por cuanto mataron a Dios, por cuanto fueron deicidas. A partir de este momento empieza una persecución que dura siglos y continúa aún después de la reforma protestante, en el siglo XVII con reformadores que surgen del catolicismo, como Martin Lutero, Juan Calvino, Erasmo de Rotterdam y muchos otros… aún ellos, que buscaban desligarse del papado y del vaticano, continúan con muchos de sus dogmas y doctrinas antisemitas. Inclusive, mucho de lo que promovió el holocausto de Adolfo Hitler fue literatura que había sido escrita por Martín Lutero.

A través de los siglos se ha trasmitido todo este antisemitismo y ha llegado hasta nuestros días. Inclusive, han surgido personas que se atreven a afirmar que el holocausto nunca existió. Uno de ellos es el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, quién continuamente ha anunciado que el holocausto es mentira, que es una farsa que nunca existió, y declara que es necesario destruir al pueblo judío. Además expresa que Él está comprometido a borrar de la faz de la tierra al pueblo judío. En una ocasión, en ese mismo pódium y al día siguiente de que el presidente de irán había hecho estas declaraciones, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, presentó un discurso histórico ante las naciones unidas, y mostró un documento firmado en Alemania por los principales líderes del partido nazi, por Hitler y muchos otros.

De igual manera mostró los planos de los campos de concentración e hizo mención que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, había visitado uno de los campos de concentración y había acudido a presentarle sus condolencias por ese evento. Lo lamentable es que en escuelas de Inglaterra ya se está prohibiendo la enseñanza del holocausto, para no ofender a la religión islámica.

Ahora bien, si el holocausto sucedió hace menos de 100 años y ya se está tratando de que quede en el olvido, que podemos esperar de la historia menos conocida de la inquisición, la cual tuvo efecto hace más de 500 años. Precisamente en la siguiente profecía habla de lo que sucedería después de esa persecución…

Abdías
1:15 porque cercano está el día del Señor sobre todas las naciones; como tú hiciste se hará contigo; tu recompensa volverá sobre tu cabeza.
1:16 de la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, beberán continuamente todas las naciones; beberán, y engullirán, y serán como si no hubieran sido.

Este es el juicio que Dios está emitiendo sobre Esaú (Edom), sobre sus descendientes.

Abdías
1:17 más en el monte de Sion habrá un remanente que se salve; y será santo, y la casa de Jacob recuperará sus posesiones.

En mayo de 1948, inició el cumplimiento de esta profecía. Cuando Israel vuelve a ser nación.

Isaías
66:7 antes que estuviese de parto, dio a luz; antes que le viniesen dolores, dio a luz hijo.
66:8 ¿quién oyó cosa semejante? ¿Quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos.
66:9 yo que hago dar a luz, ¿no haré nacer? Dijo el Señor. Yo que hago engendrar, ¿impediré el nacimiento? Dice tu Dios.
66:10 alegraos con Jerusalén, y gozaos con ella, todos los que la amáis; llenaos con ella de gozo, todos los que os enlutáis por ella;
66:11 para que maméis y os saciéis de los pechos de sus consolaciones; para que bebáis, y os deleitéis con el resplandor de su gloria.
66:12 porque así dice el Señor: he aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río, y la gloria de las naciones como torrente que se desborda; y mamaréis, y en los brazos seréis traídos, y sobre las rodillas seréis mimados.
66:13 como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros, y en Jerusalén tomaréis consuelo.
66:14 y veréis, y se alegrará vuestro corazón, y vuestros huesos reverdecerán como la hierba; y la mano del Señor para con sus siervos será conocida, y se enojará contra sus enemigos.

Contra todos los pronósticos, nunca ha existido tal cosa. Que una nación en el exilio, sin tierra, resurja como tal. Nunca ha sucedido que un idioma como el hebreo, que quedó en desuso por siglos, volviera a resurgir.

David ben Gurión, en ese entonces primer ministro de Israel, dijo:
“quien conoce la historia del pueblo de Israel y es ateo o no cree en Dios, y no cree en los milagros, no es una persona realista.”

Si nosotros conocemos la historia de Israel, no es posible que sigamos dudando que exista un Dios, que creó los cielos y la tierra, que es un Dios que hizo un pacto con Israel, y que puso a Israel como luz a las naciones.

Abdías
1:18 la casa de Jacob será fuego, y la casa de José será llama, y la casa de Esaú estopa, y los quemarán y los consumirán; ni aun resto quedará de la casa de Esaú, porque el Señor lo ha dicho.
1:19 y los del Neguev poseerán el monte de Esaú, y los de la Sefela a los filisteos; poseerán también los campos de Efraín, y los campos de Samaria; y Benjamín a Galaad.

Sefela es al oeste de Judá, cerca de Tel Aviv. Actualmente lo que se está negociando con los palestinos es precisamente el territorio de Samaria, y donde ya se ordenó que se detengan las construcciones israelíes. De hecho ya se está preparado un tratado de paz donde se les cede este territorio a los palestinos. Sin embargo en esta profecía de Abdías menciona que ese territorio de Samaria será una vez más tomado por los descendientes de Jacob.

Abdías
1:20 y los cautivos de este ejército de los hijos de Israel poseerán lo de los cananeos hasta Sarepta; y los cautivos de Jerusalén que están en Sefarad poseerán las ciudades del Neguev.

Sefarad: en España. Judíos sefardís.

El 60% del territorio de Israel actualmente es el desierto del Neguev. Ahora en día este lugar está desierto, en espera de que regresen los cautivos de Jerusalén que están en Sefarad.

Abdías
1:21 y subirán salvadores al monte de Sion para juzgar al monte de Esaú; y el reino será del Señor.

Antes de que venga el reino del Señor, primero tienen que regresar al Neguev los cautivos de Jerusalén. Para conocer quiénes son estos cautivos, es necesario conocer un poco la historia.

Los cautivos de Jerusalén

El templo fue destruido por los romanos en el año 70 dc. Tito Vespasiano era emperador en ese tiempo y se llevó a los judíos (los cautivos de Jerusalén), vendiéndolos como esclavos en los mercados de Europa.

Durante muchos siglos, estos judíos anduvieron errantes, de lugar en lugar. Pero después de mucho tiempo, a partir del siglo séptimo, cuando surge el islam, fue en España donde se estableció uno de los centros más importantes, de mayor crecimiento y de mayor prosperidad de comunidades judías, y era la comunidad de Sefarad. Aún hoy en día es posible visitar lugares en granada, Toledo… donde hay vestigios de una comunidad sefardí, muy grande, que vivieron ahí por muchos siglos.

Inclusive en la época del apóstol Pablo, Él manifiesta su intención de visitar España.

Romanos
15:23 pero ahora, no teniendo más campo en estas regiones, y deseando desde hace muchos años ir a vosotros,
15:24 cuando vaya a España, iré a vosotros; porque espero veros al pasar, y ser encaminado allá por vosotros, una vez que haya gozado con vosotros.

Ahora bien, nuestra finalidad es descubrir que pasó con los cautivos de Jerusalén, los judíos que vivían en España.

Existe un libro llamado “el otro 1492”. Existe otra versión de lo sucedido el 12 de octubre de 1492, que generalmente no se conoce en los libros de historia. En esa fecha se puso en efecto un edicto con el fin de expulsar a los judíos de España. Con esto, Dios abrió camino en otro continente para sus cautivos que estaban siendo perseguidos por la iglesia católica.

Cuando analizamos la historia, desde la perspectiva de la profecía, nos vamos a percatar de que todo lo que sucede en el mundo tiene que ver con el pueblo de Israel, tiene relación con los hijos de Abraham.

La reina Isabela católica y el rey Fernando, decidieron expulsar de España a los judíos, por consejo del monje Torquemada. En todo esto también existían motivos comerciales, pues en ese tiempo los judíos se habían convertido en personas muy prósperas, comercialmente hablando, y de esta manera le son arrebatados todos sus bienes. Inclusive existen libros donde mencionan que los viajes de Cristóbal Colón, en parte, fueron financiados por comerciantes judíos. En algunos libros comentan la posibilidad de que Cristóbal Colón era de ascendencia judía.

En este punto da inicio la inquisición. Los judíos empezaron a ser perseguidos y tuvieron que huir. Dios provee de una vía de escape y sobre todo esto sucede porque se tenía que cumplir una profecía, de que ‘el pueblo de Israel había de ser sembrado en todas las naciones’.

Este es uno de los misterios más grandes, que conforma la columna vertebral de toda la Biblia.

La persecución

Es necesario entender el plan que Dios tiene para la descendencia de Israel, para poder entender en su totalidad la Biblia.

En 1492 Cristóbal Colón sale del puerto de palos con las 3 carabelas. Se ha difundido mucho que estas 3 carabelas iban llenas de presos de las cárceles y delincuentes, y esto debido a que así es como se les consideraba a los judíos en ese tiempo. Vienen a establecerse en México, con el propósito de huir de la inquisición y comenzar de nuevo. Muchos de ellos se quedan en la región central, otros van al norte, donde establecen el nuevo reino de león ‘nuevo león’, establecido por Luis de Carvajal y muchos otros criptojudíos.

Cripto-judaísmo es la adhesión confidencial al judaísmo mientras se declara públicamente ser de otra fe. A las personas que practican cripto-judaísmo se les refiere como cripto-judíos o criptojudíos. El término criptojudío también se utiliza para describir a descendientes de judíos que todavía –en general en secreto– mantienen algunas costumbres judías, a menudo mientras se adhieren a las otras religiones, más comúnmente el cristianismo.

Así México comienza a ser colonizado por judíos y con el propósito de no olvidar de donde habían venido (eretz, Israel), se pusieron un apellido y muchos de ellos tienen terminación ‘ez’ (Pérez, Sánchez, Hernández, Chávez…) en Tel Aviv se encuentra el museo de la diáspora dónde en una computadora se encuentran contenidas todas las genealogías de los apellidos israelís. Uno de los guardias de ese museo menciona que ‘cada vez que una persona entra al museo con una cruz, después de investigar, sale con una estrella de David’.

Una vez más, este pueblo trata de salir adelante en la nueva España. De hecho los propietarios de muchos de los negocios en el centro de la ciudad eran de origen judío. De nueva cuenta se empieza a cumplir el pacto incondicional que Dios había hecho con ellos, de que a pesar de su desobediencia, dondequiera que fueren Él los iba a prosperar.

Tiempo después, de España envían una comisión a fundar la nueva España y de ahí surgen misiones que implementan en la nueva España la orden de la ‘santa inquisición’. Entonces en el palacio de Lecumberri da inicio la quema de ‘brujas’ en hogueras, la guerra de los cristeros, etc.

Curiosamente en la ciudad de México ha existido mucha resistencia a recibir este mensaje; se percibe una especie de opresión espiritual, y justo en esta ciudad es donde más evidencia hay de todos estos acontecimientos. Durante muchos años se han hecho exhibiciones de la inquisición, en algunos museos, donde se muestran diversos objetos que se usaban para las torturas que hacían a los judaizantes ‘en el nombre de Cristo’. En muchas de las iglesias existe aún mucha simbología que recuerdan toda esa época de persecución y de muerte.

Fueron alrededor de 25000 familias judías que vinieron de Europa a establecerse en México, y a raíz de esta persecución tan fuerte, muchos decidieron convertirse, pues sus únicas 2 opciones eran ‘convertirse o la hoguera’. De acuerdo a los historiadores, uno de los procedimientos que usaban era que el monje tomaba un puñal en forma de cruz, para forzar la conversión ofreciéndoles elegir la cruz, pero si no la aceptaban, en automático elegían la muerte. De ahí muchos judíos decidieron dejar de luchar y convertirse de manera externa al cristianismo, pero siguieron guardando sus costumbres y tradiciones en secreto. Aquí se originaron los criptojudíos o los judíos anucim (forzados). También se les llamó los judíos ‘marranos’, pues les daban puerco a comer para comprobar si eran o no judíos.

Después llegó un momento en que este secreto se guardó tan bien, que después de varios siglos, dicho secreto se olvidó. Así, todos se convirtieron en buenos católicos, y más adelante comenzaron a llegar a latino américa las misiones de Estados Unidos y de Europa, entonces el catolicismo entró en crisis, pues sus feligreses se empezaron a convertir al protestantismo, a los cuales se les denominó ‘hermanos separados’.

Después de siglos de persecución, rechazo y muerte, el 14 de mayo de 1948 las naciones unidas votan por el establecimiento del estado de Israel. Finalmente el pueblo judío logra tener un lugar donde vivir libremente su fe, sin el temor de ser perseguido.

La promesa

Ahora bien, a continuación veremos la relación tan directa que tiene todo lo anterior con la historia del hijo pródigo, con Jesucristo y con cada uno de nosotros.

Este es el tema central de la Escritura. Desde Génesis 12, hasta Apocalipsis, habla de la historia de una familia, la historia de Abraham. Apocalipsis concluye en el momento que desciende la Jerusalén celestial, la cual tiene 12 puertas para entrar y cada una de ellas tiene el nombre de cada una de las 12 tribus de Israel, que es por donde han de entrar cada uno de los redimidos de todas las naciones, y en todo esto estaremos incluidos, si llegamos a tener el privilegio de ser de los elegidos.

Apocalipsis
21:1 vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.
21:2 y yo juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.
21:3 y oí una gran voz del cielo que decía: he aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y Él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.
21:4 enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
Apocalipsis
21:12 tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel;
Apocalipsis
21:27 no entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.

El libro de Génesis, del capítulo 1 al 11, es solo la introducción para conocer de dónde viene Abraham y su familia. A partir del capítulo 12 de Génesis hasta Apocalipsis, se trata solamente del tema de la historia de Abraham.

Abraham: padre de naciones o países.

Dios le dio este nombre por la promesa que le hizo en:

Génesis
12:1 pero el Señor había dicho a Abram: vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.
12:2 y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
12:3 bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Otra traducción del hebreo al español para ‘serán benditas en ti todas las familias de la tierra’, también sería ‘serán injertadas en ti todas las familias de la tierra’. Esta es una de las maravillas del hebreo, que podemos comprender de manera literal la riqueza del plan de Dios.

Más adelante, Dios le hace una promesa a Abraham en el capítulo 15, que viene a ser un desafío para nuestra fe en la Biblia.

Génesis
15:5 y lo llevó fuera, y le dijo: mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: así será tu descendencia.
15:6 y creyó al Señor, y le fue contado por justicia.

Si alguna vez hemos tenido la oportunidad de estar en un lugar apartado, donde no hay luz eléctrica y al observar en la noche la oscuridad del cielo despejado y a través de Él, el brillo de una gran cantidad de estrellas…

¿Será posible lograr contarlas en su totalidad?

La descendencia de Abraham sería así, incontable, como las estrellas en el cielo.

Descendencia: en hebreo ‘zera’ = semilla, simiente, semen, esperma.

Y aquí se nos presentan dos opciones: dejar de creer en la Biblia, o creer en ella con ciertas dudas, pues biológicamente hablando, quién puede asegurar que descienda del pueblo de Abraham?

Inicio del cumplimiento de la promesa

Del pueblo de Abraham se formaron 12 tribus, que terminaron dividiéndose en 2 partes, las tribus del sur y las tribus del norte (de Judá), de aquí tiene su origen el pueblo judío, que fue el remanente que quedó y conforman alrededor de 14 millones en el mundo. La pregunta que aquí aplica es: comparado con los 6000 millones de habitantes del planeta tierra, será que estos 14 millones de judíos sean el cumplimiento de la promesa que Dios le dio a Abraham de que su descendencia será en cantidad ‘como las estrellas de los cielos’? O la Biblia está equivocada, o esos incontables descendientes de Abraham están escondidos en algún lugar.

A continuación veremos un pasaje de la Biblia, que es muy probable que anteriormente lo hayamos leído infinidad de veces, pero nunca lo habíamos entendido de esta manera.

Génesis
17:1 era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.
17:2 y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera.
17:3 entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con Él, diciendo:
17:4 he aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes.
17:5 y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.
17:6 y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti.

Este pasaje nos ayudará a entender el ministerio del apóstol Pablo. Dos palabras claves: naciones y reyes. Tratemos de imaginar la impresión para Abraham de 99 años, con una esposa estéril, sin un solo hijo, y con semejante promesa dada por Dios. Es aquí donde Dios va a manifestar un milagro.

El nombre de Israel (ישראל) comienza con la letra más pequeña del hebreo una ‘yod’ (יִ), y termina con la letra más grande del hebreo una ‘lamed’ (ל).

-el hebreo se lee de derecha a izquierda-. En esta palabra el mensaje implícito sería que ‘el inicio de Israel es muy pequeño, pero el fin será el más grande de toda la tierra’. La simiente de Abraham va a cubrir toda la tierra, inclusive son en número más que los chinos que conforman 1000 millones de personas.

Isaac: reirá.

En esencia, cuando Dios vea el cumplimiento de la promesa de Abraham, de que se multiplicará por medio de su hijo Isaac, Dios se reirá, se va a gozar. Solo que primero Dios le enseñará a Abraham el principio de la siembra y de la cosecha.

Génesis
22:1 aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y Él respondió: heme aquí.
22:2 y dijo: toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.
22:3 y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo.

Moriah: maestro. De la enseñanza.

De acuerdo a la tradición judía Isaac tenía alrededor de 30 años. Y aquí vemos a un padre, que ama a su hijo, y el hijo cargando la madera, subiendo al monte Moriah, listo para ser sacrificado. Esto nos revela parte de los misterios que contiene la Escritura.

Génesis
22:4 al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos.
22:5 entonces dijo Abraham a sus siervos: esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros.
22:6 y tomó Abraham la leña del holocausto, y la puso sobre Isaac su hijo, y Él tomó en su mano el fuego y el cuchillo; y fueron ambos juntos.
22:7 entonces habló Isaac a Abraham su padre, y dijo: padre mío. Y Él respondió: heme aquí, mi hijo. Y Él dijo: he aquí el fuego y la leña; mas ¿dónde está el cordero para el holocausto?
22:8 y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos.
22:9 y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña.

Isaac tenía la oportunidad de huir para no ser sacrificado, y su mérito fue que se dejó atar y obedeció. Isaac sabía que para Dios era posible resucitarlo, lo mismo pensaba Abraham, pues ya Dios le había dado la promesa de que a través de Isaac, su descendencia sería incontable. Por otro lado, tanto Isaac como Abraham tenían la confianza en Dios de que todo tiene un propósito, y así era su fe, no cuestionaban a Dios, pues anteponían la voluntad del Señor, a sus propios deseos.

Génesis
22:10 y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.
22:11 entonces el ángel del Señor le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y Él respondió: heme aquí.
22:12 y dijo: no extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.
22:13 entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.
22:14 y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, el Señor proveerá. Por tanto se dice hoy: en el monte del Señor será provisto.
22:15 y llamó el ángel del Señor a Abraham por segunda vez desde el cielo,
22:16 y dijo: por mí mismo he jurado, dice el Señor, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo;
22:17 de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.
22:18 en tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

He aquí el principio de la siembra y la cosecha…

Juan
12:23 Jesús les respondió diciendo: ha llegado la hora para que el hijo del hombre sea glorificado.
12:24 de cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.
12:25 el que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.

Después de unos años que Dios le da a Abraham la promesa de la multiplicidad, Abraham se la transfiere a Isaac, después de Isaac pasa a Jacob y de Jacob pasa a José.

Yosef (José): añadirá.

Yosef se da a conocer a sus hermanos

La historia de cómo Dios cumplió la promesa hecha a Abraham, lo podemos ver a partir de Génesis 37, donde relata cómo los hermanos de Yosef se encelan contra Él, lo venden a unos mercaderes y es llevado a Egipto, y ahí Yosef se hace famoso entre los gentiles. En el judaísmo se enseña algo muy interesante acerca del Mesías, el Mesías ben Yosef y el Mesías ben David.

Respecto al Mesías ben Yosef, es un tema muy poco expuesto en el judaísmo, casi no se comenta al respecto. Y es del tipo como Yosef (José), alguien que será despreciado, que no va a ser identificado. También como el Mesías leproso, alguien que será desechado.

En cuanto al Mesías ben David, es el Mesías que ha de reinar sobre la casa de Israel y sobre el mundo entero.

Ya estando en Egipto, Yosef se hace muy famoso entre los gentiles y se le da un nombre que significa ‘el que da el pan de la vida’, pues es el encargado de suplir el pan a todo el mundo. Mientras Yosef es famoso en Egipto, con sus propios hermanos es prácticamente desconocido. Dice la Escritura que cuando sus hermanos van a Egipto a comprar pan, Yosef se dirige a ellos a través de traductores y sus hermanos lo ven como un gentil.

La historia llega a un punto donde menciona que Yosef llora porque se conmueve profundamente al ver a sus hermanos.

Génesis
45:1 no podía ya José contenerse delante de todos los que estaban al lado suyo, y clamó: haced salir de mi presencia a todos. Y no quedó nadie con Él, al darse a conocer José a sus hermanos.
45:2 entonces se dio a llorar a gritos; y oyeron los egipcios, y oyó también la casa de faraón.
45:3 y dijo José a sus hermanos: yo soy José; ¿vive aún mi padre? Y sus hermanos no pudieron responderle, porque estaban turbados delante de Él.
45:4 entonces dijo José a sus hermanos: acercaos ahora a mí. Y ellos se acercaron. Y Él dijo: yo soy José vuestro hermano, el que vendisteis para Egipto.

Y he aquí otro probable misterio. Todo indica que el que se va a dar a conocer al pueblo judío es el Mesías ben David, Yeshúa. Constantemente se ha tratado de convencer al judío respecto al Mesías, sin embargo esto es algo que muy probablemente lo hará Él solo, quitándose el atuendo greco-romano y dejando de aparecer con las características de una estrella de Hollywood, y les muestre que es el rey de los judíos.

Zacarías
12:10 y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, Espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por Él como quien se aflige por el primogénito.

Después de que Yosef revela su identidad, sus hermanos se quedan sorprendidos y temieron que les hiciera algo. Pero Yosef los tranquilizó:

Génesis
45:5 ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros.
45:6 pues ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aún quedan cinco años en los cuales ni habrá arada ni siega.
45:7 y Dios me envió delante de vosotros, para preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación.
45:8 así, pues, no me enviasteis acá vosotros, sino Dios, que me ha puesto por padre de faraón y por Señor de toda su casa, y por gobernador en toda la tierra de Egipto.

Entonces viene la reconciliación, manda traer a su papá, viene Jacob a morar a Egipto y pasado un tiempo, Jacob enferma y José le lleva a sus 2 hijos…

Génesis
48:10 y los ojos de Israel estaban tan agravados por la vejez, que no podía ver. Les hizo, pues, acercarse a Él, y Él les besó y les abrazó.
48:11 y dijo Israel a José: no pensaba yo ver tu rostro, y he aquí Dios me ha hecho ver también a tu descendencia.
48:12 entonces José los sacó de entre sus rodillas, y se inclinó a tierra.
48:13 y los tomó José a ambos, Efraín a su derecha, a la izquierda de Israel, y Manasés a su izquierda, a la derecha de Israel; y los acercó a Él.
48:14 entonces Israel extendió su mano derecha, y la puso sobre la cabeza de Efraín, que era el menor, y su mano izquierda sobre la cabeza de Manasés, colocando así sus manos adrede, aunque Manasés era el primogénito.
48:15 y bendijo a José, diciendo: el Dios en cuya presencia anduvieron mis padres Abraham e Isaac, el Dios que me mantiene desde que yo soy hasta este día,
48:16 el ángel que me liberta de todo mal, bendiga a estos jóvenes; y sea perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac, y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra.
48:17 pero viendo José que su padre ponía la mano derecha sobre la cabeza de Efraín, le causó esto disgusto; y asió la mano de su padre, para cambiarla de la cabeza de Efraín a la cabeza de Manasés.
48:18 y dijo José a su padre: no así, padre mío, porque éste es el primogénito; pon tu mano derecha sobre su cabeza.

Manasés (Menasheh): Dios me hizo olvidar.
Efraín (Efrayim): fructífero.

La primogenitura por derecho va sobre el mayor. Pero Jacob lo aplicó a la inversa, y sobre el menor se dio la bendición.

En el capítulo 48:16, la palabra ‘multiplíquense’ en el hebreo dice ‘dagú’, y puede leerse como ‘una abundante multitud de peces’, y esto se origina de la naturaleza del pez que tiene muchos hijos.

Dag: pez.

Por lo tanto la idea detrás del hebreo es que:

-la descendencia de Efraín tiene que ser como los peces del mar, se tiene que multiplicar.

-el símbolo por excelencia del cristianismo es el pez. Los apóstoles usaban peces como símbolos.

-en las catacumbas se encontraron esos símbolos.

-Yeshúa eligió pescadores como discípulos.

Todo esto nos da el entendimiento del por qué muchos de los milagros de Yeshúa fueron en el contexto de la pesca milagrosa. Los 153 peces tienen un significado impresionante.

Jeremías
16:14 no obstante, he aquí vienen días, dice el Señor, en que no se dirá más: vive el Señor, que hizo subir a los hijos de Israel de tierra de Egipto;
16:15 sino: vive el Señor, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte, y de todas las tierras adonde los había arrojado; y los volveré a su tierra, la cual di a sus padres.

De acuerdo a esta profecía, el segundo éxodo será mucho mayor que el primer éxodo, donde Dios libertó a su pueblo de la esclavitud de la tierra de Egipto, pero en el segundo éxodo saldrán de todas las naciones.

Jeremías
16:16 he aquí que yo envío muchos pescadores, dice el Señor, y los pescarán, y después enviaré muchos cazadores, y los cazarán por todo monte y por todo collado, y por las cavernas de los peñascos.
16:17 porque mis ojos están sobre todos sus caminos, los cuales no se me ocultaron, ni su maldad se esconde de la presencia de mis ojos.
16:18 pero primero pagaré al doble su iniquidad y su pecado; porque contaminaron mi tierra con los cadáveres de sus ídolos, y de sus abominaciones llenaron mi heredad.
16:19 oh el Señor, fortaleza mía y fuerza mía, y refugio mío en el tiempo de la aflicción, a ti vendrán naciones desde los extremos de la tierra, y dirán: ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho.
16:20 ¿hará acaso el hombre dioses para sí? Más ellos no son dioses.
16:21 por tanto, he aquí les enseñaré esta vez, les haré conocer mi mano y mi poder, y sabrán que mi nombre es Dios.(YHVH)

Esta profecía nos anuncia que antes de la gran tribulación, antes de la angustia de Jacob, que anuncian los profetas, vendrá una gran pesca.

Pacto de Dios con David

Los profetas, el nuevo testamento y en muchos otros escritos, hablan de un antisemitismo global, cual nunca habrá en toda la historia, y este antisemitismo se está empezando a gestar en nuestros días.

Después de la guerra de Gaza, hemos sido testigos del surgimiento de uno de los movimientos antisemitas más grande de toda la historia.

Mientras se está desarrollando ese movimiento, también se está llevando a cabo una pesca de todos los exiliados de las tribus de Israel.

Hay que tener presente las palabras claves de Génesis 17 donde Dios dijo a Abraham que de Él descenderán reyes y naciones, y este texto que menciona que se multiplicarán en gran manera…

Génesis
48:19 más su padre no quiso, y dijo: lo sé, hijo mío, lo sé; también él vendrá a ser un pueblo, y será también engrandecido; pero su hermano menor será más grande que él, y su descendencia formará multitud de naciones.
48:20 y los bendijo aquel día, diciendo: en ti bendecirá Israel, diciendo: hágate Dios como a Efraín y como a Manasés. Y puso a Efraín antes de Manasés.
48:21 y dijo Israel a José: he aquí yo muero; pero Dios estará con vosotros, y os hará volver a la tierra de vuestros padres.

Tiempo después de que muere Jacob, termina el libro de Génesis con la muerte de José, pero antes de morir, José pide a sus hermanos que cuando salgan de Egipto saquen sus huesos de ahí.

Con el paso del tiempo, se levanta un rey en Egipto, que empezó a oprimir al pueblo de los hijos de Israel, y Dios envía a Moisés para librarlos de la esclavitud de ese lugar. Salen el pueblo de Egipto, dirigido por Moisés, rumbo a la tierra prometida y al llegar ahí, da inicio el periodo de los jueces de Israel. Posteriormente el pueblo de Israel pide un rey, pues querían ser gobernados como las demás naciones. Con esto surge el periodo de la monarquía de Israel.

El primer rey de Israel fue Saúl. El segundo rey fue el rey David. Y en el momento que reina David, consolida a las 12 tribus de Israel, y David reina sobre ellas y él vendría a ser el prototipo y anticipo del reino del Mesías. Y Dios hace un pacto con David…

2 Samuel
7:12 y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.
7:13 el edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino.
7:14 yo le seré a Él padre, y Él me será a mí hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres;
7:15 pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti.
7:16 y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente.

Separación de las 12 tribus de Israel

Más adelante quien hereda el trono es Salomón, el hijo de David. Salomón sigue manteniendo a las 12 tribus de Israel unidas, sin embargo desobedeció a ciertas leyes de Dios. Se casó con muchas mujeres extranjeras, introdujo ídolos a Jerusalén, su corazón se apartó del Dios de Abraham, Isaac y Jacob, y a raíz de esto Dios envía profetas a Salomón…

1 Reyes
11:9 y se enojó el Señor contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado del Señor Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces,
11:10 y le había mandado acerca de esto, que no siguiese a dioses ajenos; mas él no guardó lo que le mandó el Señor.
11:11 y dijo el Señor a Salomón: por cuanto ha habido esto en ti, y no has guardado mi pacto y mis estatutos que yo te mandé, romperé de ti el reino, y lo entregaré a tu siervo.
11:12 sin embargo, no lo haré en tus días, por amor a David tu padre; lo romperé de la mano de tu hijo.
11:13 pero no romperé todo el reino, sino que daré una tribu a tu hijo, por amor a David mi siervo, y por amor a Jerusalén, la cual yo he elegido.

Dios le deja a Salomón 2 tribus, y las 10 tribus restantes se las da a un siervo de él llamado Jeroboam, descendiente de Efraín.

Roboam, hijo de Salomón, trata de hacerle guerra a Jeroboam, tratando de recuperar esas 10 tribus, pero Dios le envía un profeta…

1 Reyes
12:20 y aconteció que oyendo todo Israel que Jeroboam había vuelto, enviaron a llamarle a la congregación, y le hicieron rey sobre todo Israel, sin quedar tribu alguna que siguiese la casa de David, sino sólo la tribu de Judá.
12:21 y cuando Roboam vino a Jerusalén, reunió a toda la casa de Judá y a la tribu de Benjamín, ciento ochenta mil hombres, guerreros escogidos, con el fin de hacer guerra a la casa de Israel, y hacer volver el reino a Roboam hijo de Salomón.
12:22 pero vino Palabra del Señor a Semaías varón de Dios, diciendo:
12:23 habla a Roboam hijo de Salomón, rey de Judá, y a toda la casa de Judá y de Benjamín, y a los demás del pueblo, diciendo:
12:24 así ha dicho el Señor: no vayáis, ni peleéis contra vuestros hermanos los hijos de Israel; volveos cada uno a su casa, porque esto lo he hecho yo. Y ellos oyeron la Palabra de Dios, y volvieron y se fueron, conforme a la Palabra del Señor.

Una de las principales causas por la que no se entiende el plan de Dios para Israel y el mundo, es que se desconoce la historia de estas 12 tribus. En realidad, a partir del momento en que se separan las 12 tribus, y se convierten en las 10 tribus del norte y las 2 tribus del sur, los profetas y la historia bíblica les llama ‘La Casa de Israel’ o ‘La Casa de Efraín’ a las tribus del norte y ‘La Casa de Judá’ o ‘Casa de David’ las tribus del sur. Es necesario tener bien identificado este dato para poder entender a los profetas.

Esto sucede alrededor del año 980 AC, al separarse las tribus, Jeroboam es el primero en empezar a predicar en contra del judaísmo, y esto sucede a raíz de que la religión de Judá está fundamentada en el templo en Jerusalén y de acuerdo a la ley de Moisés, todo israelita mayor de 20 años tenía que subir 3 veces al año a este templo a celebrar las fiestas del Eterno: la fiesta de la pascua, la fiesta de pentecostés y la fiesta de los tabernáculos. Sin embargo a Jeroboam le da temor perder el control de las tribus y por querer asegurar su reino, olvidó que las tribus y el reino de Israel le pertenecen al Eterno, pues Dios ya había dicho que él sería el rey sobre Israel. Entonces Jeroboam decide tomar el control de las 10 tribus y crea una nueva religión para las 10 tribus del norte. Esto lo hace ubicando un becerro de oro en el sur y uno en el norte, y además cambia el calendario y las festividades que Dios le había revelado a Moisés.

Entonces ordena al pueblo de Israel que no vayan a Jerusalén, que no judaícen, solo debían estar de su lado. También Jeroboam asignó sacerdotes conforme a su propio criterio, y así se convierte en uno de los primeros en formar una nueva religión, que es una especie de sincretismo entre lo que dios le dio a Moisés y las ideas de Jeroboam.

Posteriormente Dios le envía profetas a Jeroboam para advertirle que si seguía haciendo esto, juzgaría el reino del norte. Dios sigue enviando profetas a Jeroboam y sus sucesores por un poco más de 200 años. Hasta que Dios les manda el ultimátum a través de un profeta llamado Oseas, y a través de Oseas Dios les dice que ha llegado el momento de juzgar a la nación del norte, a Efraín.

En Oseas se encuentran uno de los textos más impresionantes, que nos ayudan a entender la identidad de las ovejas perdidas de la Casa de Israel. A este profeta se le hace un llamado. Dios le dice a Oseas que tome por mujer una mujer adúltera, que le va a ser infiel cuyo nombre es Gomer.

Oseas: salvar.
Gomer: terminar, consumar.

Oseas
1:1 Palabra del Señor que vino a Oseas hijo de Beeri, en días de Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judá, y en días de Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel.
1:2 el principio de la Palabra del Señor por medio de Oseas. Dijo el Señor a Oseas: ve, tómate una mujer fornicaria, e hijos de fornicación; porque la tierra fornica apartándose del Señor.
1:3 fue, pues, y tomó a Gomer hija de Diblaim, la cual concibió y le dio a luz un hijo.
1:4 y le dijo el Señor: ponle por nombre Jezreel; porque de aquí a poco yo castigaré a la casa de Jehú por causa de la sangre de Jezreel, y haré cesar el reino de la casa de Israel.
1:5 y en aquel día quebraré yo el arco de Israel en el valle de Jezreel.
1:6 concibió ella otra vez, y dio a luz una hija. Y le dijo Dios: ponle por nombre Lo-ruhama, porque no me compadeceré más de la casa de Israel, sino que los quitaré del todo.
1:7 más de la casa de Judá tendré misericordia, y los salvaré por el Señor su Dios; y no los salvaré con arco, ni con espada, ni con batalla, ni con caballos ni jinetes.
1:8 después de haber destetado a Lo-ruhama, concibió y dio a luz un hijo.
1:9 y dijo Dios: ponle por nombre Lo-ammi, porque vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré vuestro Dios.
1:10 con todo, será el número de los hijos de Israel como la arena del mar, que no se puede medir ni contar. Y en el lugar en donde les fue dicho: vosotros no sois pueblo mío, les será dicho: sois hijos del Dios viviente.
1:11 y se congregarán los hijos de Judá y de Israel, y nombrarán un solo jefe, y subirán de la tierra; porque el día de Jezreel será grande.
Oseas
7:8 Efraín se ha mezclado con los demás pueblos; Efraín fue torta no volteada.
7:9 devoraron extraños su fuerza, y él no lo supo; y aun canas le han cubierto, y él no lo supo.
7:10 y la soberbia de Israel testificará contra él en su cara; y no se volvieron al Señor su Dios, ni lo buscaron con todo esto.
7:11 Efraín fue como paloma incauta, sin entendimiento; llamarán a Egipto, acudirán a Asiria.

Este pasaje nos ayuda a entender por qué descendió el Espíritu Santo como paloma sobre Yeshúa. Efraín fue como paloma incauta, pues se perdió entre las naciones.

Oseas
8:8 devorado será Israel; pronto será entre las naciones como vasija que no se estima.
8:9 porque ellos subieron a Asiria, como asno montés para sí solo; Efraín con salario alquiló amantes.

La palabra ‘amantes’ se refiere a dioses falsos. En cuanto al asno, es un símbolo de lujuria espiritual. Existe una ley en la Torah, donde menciona que todo animal primogénito se le tiene que consagrar al Señor, como una ofrenda, y tenía que ser un animal Kosher (apropiado). Y se hace una excepción con el burro, pues la ley menciona que solo el primogénito del burro se tiene que redimir con un cordero sin mancha, y si no se hace así, se le tiene que romper el cuello al burro. Y ahora en esta profecía de Oseas, se compara a las tribus de Israel con un burro, que solo puede ser útil para Dios, para el trabajo, siempre y cuando se redima con un cordero. Con esto podremos entender porque Yeshúa descendió en un burro (el Cordero sobre el asno). Ese asno representa a Efraín, las 10 tribus de Israel mezcladas entre las naciones.

Efraín entre las naciones / juicio de Dios contra Judá

Posteriormente, cuando Efraín es enviado al exilio, se va hacia Europa y también se mezcla entre las naciones. Después de tanta mezcla, llegaron a Canadá, Estados Unidos… la simiente de Efraín llenó toda la tierra.

Inclusive actualmente existen documentales de ‘búsqueda de las tribus perdidas de Israel’. Han ubicado gente en la India, en China, también se han encontrado caracteres hebreos dentro de las pinturas rupestres de pueblos como los Incas, los Mayas, etc., y todo esto precisamente porque la simiente de Abraham fue llevada cautiva a todas las naciones.

Una de las razones por las que el judaísmo no cree que Jesús sea el Mesías, es porque una de las misiones que el Mesías tiene que cumplir, de acuerdo a la profecía, es que tiene que levantar el tabernáculo caído de David, tiene que reunir a las 12 tribus de Israel, juntando a los dispersos de Israel y a los cautivos de Judá.

Ahora bien, para la perspectiva judía, Jesucristo aún no ha cumplido dicha profecía, ya que actualmente el cristianismo en ningún sentido se considera parte de la nación de Israel, por el contrario, se consideran un pueblo gentil, que no tiene nada que ver con Israel.

He aquí el misterio que el apóstol Pablo entendió y que no le comprendieron en su tiempo, ni aún en el tiempo presente se ha comprendido.

Al ser llevado Efraín al exilio, por la misericordia de Dios y por amor a David deja a Judá:

1 Reyes
11:29 aconteció, pues, en aquel tiempo, que saliendo Jeroboam de Jerusalén, le encontró en el camino el profeta Ahías silonita, y éste estaba cubierto con una capa nueva; y estaban ellos dos solos en el campo.
11:30 y tomando Ahías la capa nueva que tenía sobre sí, la rompió en doce pedazos,
11:31 y dijo a Jeroboam: toma para ti los diez pedazos; porque así dijo el Señor Dios de Israel: he aquí que yo rompo el reino de la mano de Salomón, y a ti te daré diez tribus;
11:32 y él tendrá una tribu por amor a David mi siervo, y por amor a Jerusalén, ciudad que yo he elegido de todas las tribus de Israel;

Pero después, Judá cae en los mismos pecados que sus hermanos del norte, y también comienzan con la idolatría.

Ahí Dios les envía a los profetas: Isaías, Jeremías… y cuando envía a Jeremías, les da un ultimátum, donde les dice que si no se arrepienten van a ser llevados al exilio a Babilonia. Aun así, Judá no se arrepintió… y vino el rey de Babilonia, Nabucodonosor, y destruyó el templo de Salomón, llevándose cautiva a la nación judía. Justo en este cautiverio es donde participan los descendientes de Esaú, haciendo alianza con Babilonia.

Al ser llevados a Babilonia, estuvieron ahí por 70 años. Pero Jeremías profetiza que después de 70 años un remanente volvería a la tierra. Es entonces que el pueblo judío regresa a su tierra, liderados por hombres como Zorobabel, Esdras, Nehemías…

Posteriormente viene el imperio medo persa (época de la reina Esther), luego el imperio griego y más adelante el imperio romano. Justo en la época del imperio romano se genera una gran expectación por parte del pueblo judío, a raíz de la gran opresión de que eran víctimas, esperaban ansiosos la llegada del Mesías, y tenían la esperanza de que apareciera en cualquier momento.

El Pastor vuelve a las ovejas perdidas

De pronto, en una aldea en Nazaret, en Galilea de los gentiles (como dice el profeta), el pueblo que andaba en tinieblas, vio gran luz. Los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

Ahora bien, el motivo por el cual el Mesías aparece en Galilea, es debido a que ahí, la región del norte, es el lugar que se llenó de mezcla de gentiles con israelitas y estaban dispersos, apartados de la fe. Y es en esa región donde viene el Pastor de Israel a volver a hablarles a la Casa de Efraín (las tribus del norte), las ovejas perdidas de la Casa de Israel, y en los siguientes pasajes Yeshúa lo menciona:

Mateo
10:5 a estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis,
10:6 sino id antes a las ovejas perdidas de La Casa De Israel.
10:7 y yendo, predicad, diciendo: el reino de los cielos se ha acercado.
Mateo
15:21 saliendo Jesús de allí, se fue a la región de tiro y de Sidón.
15:22 y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
15:23 pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: despídela, pues da voces tras nosotros.
15:24 el respondiendo, dijo: no soy enviado sino a las ovejas perdidas de La Casa De Israel.
15:25 entonces ella vino y se postró ante Él, diciendo: ¡Señor, socórreme!
15:26 respondiendo Él, dijo: no está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos.
15:27 y ella dijo: sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.
15:28 entonces respondiendo Jesús, dijo: oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.

Dios no hace acepción de personas, lo que quería lograr Yeshúa era que esta mujer se humillara y le buscara de todo corazón, y reconociera que el Dios de Israel también es el Dios de todas las naciones.

El nombre del Mesías, Yeshúa, significa ‘Dios salva’, y viene a ser el mismo verbo que tiene el nombre Oseas (Hoshea: salvación). Cuando el ángel Gabriel anuncia a María el nacimiento del Mesías le dice:

Lucas
1:30 entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.
1:31 y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús.

Yeshúa (Jesús): Dios salva.

Después que el Mesías predica y anuncia la redención, y muere en la cruz, iban dos de los apóstoles camino a Emaús y expresan la esperanza que tenían de que Yeshúa redimiera a Israel…

Lucas
24:13 y he aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén.
24:14 e iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido.
24:15 sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos.
24:16 más los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.
24:17 y les dijo: ¿qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes?
24:18 respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: ¿eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días?
24:19 entonces Él les dijo: ¿qué cosas? Y ellos le dijeron: de Jesús nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo;
24:20 y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes a sentencia de muerte, y le crucificaron.
24:21 pero nosotros esperábamos que Él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido.
Lucas
24:25 entonces Él les dijo: ¡oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!
24:26 ¿no era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?
24:27 y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de Él decían.

Y precisamente lo que decían de Él las Escrituras era:

Zacarías
12:10 y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, Espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por Él como quien se aflige por el primogénito.
Isaías
53:1 ¿quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y sobre quién se ha manifestado el brazo del Señor?
53:2 subirá cual renuevo delante de Él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en Él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.
53:3 despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.
53:4 ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
53:5 más Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
53:6 todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; más el Señor cargó en Él el pecado de todos nosotros.
53:7 angustiado Él, y afligido, no abrió su boca; como Cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.
53:8 por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿Quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.
53:9 y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.
53:10 con todo eso, el Señor quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad del Señor será en su mano prosperada.
53:11 verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.
53:12 por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo Él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

La razón para que el Mesías tuviera que morir era por la ley expresada en:

Deuteronomio
24:1 cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa.
24:2 y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre.
24:3 pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio, y se la entregare en su mano, y la despidiere de su casa; o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer,
24:4 no podrá su primer marido, que la despidió, volverla a tomar para que sea su mujer, después que fue envilecida; porque es abominación delante del Señor, y no has de pervertir la tierra que el Señor tu Dios te da por heredad.

Era necesario que el esposo, tomara el lugar de la esposa y muriera. Por eso Yeshúa al estar en la cruz gritó ‘consumado es’ (gomer). Él vino a buscar y salvar lo que se había perdido.

Para los discípulos, aparentemente no redime a Israel, no reúne a las doce tribus ni destruye al imperio romano, de ahí surge la pregunta que le hacen:

Hechos
1:6 entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?
1:7 y les dijo: no os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el padre puso en su sola potestad;
1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
1:9 y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.

Y por dos mil años, se ha estado cumpliendo la instrucción de:

Marcos
16:15 y les dijo: id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

La revelación del misterio

Es un gran error pensar que el pueblo judío rechazó a Jesús. Si ponemos atención en los evangelios, los primeros discípulos eran judíos; en el libro de los Hechos capítulo 2 en pentecostés, los que estaban ahí reunidos eran judíos o prosélitos, conversos de todas las naciones, no había gentiles, aunque este evento se conoce como el nacimiento de la iglesia cristiana, este es un mito; los 3000 a quien Pedro les predica son judíos; después vienen los 5000, todos son judíos, no le hablaban a nadie que no fuera judío. Pedro mismo no quería ir a la casa de Cornelio porque era un gentil. Ellos no entendían el concepto de irle a predicar a los gentiles, esto debido a que la profecía y las promesas eran para Israel.

Si existió alguien en la historia, que entendió la misión de Yeshúa, fue Caifás, el sumo sacerdote de ese tiempo.

Juan
11:45 entonces muchos de los judíos que habían venido para acompañar a María, y vieron lo que hizo Jesús, creyeron en Él.
11:46 pero algunos de ellos fueron a los fariseos y les dijeron lo que Jesús había hecho.
11:47 entonces los principales sacerdotes y los fariseos reunieron el concilio, y dijeron: ¿qué haremos? Porque este hombre hace muchas señales.
11:48 si le dejamos así, todos creerán en Él; y vendrán los romanos, y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación.
11:49 entonces Caifás, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo: vosotros no sabéis nada;
11:50 ni pensáis que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca.
11:51 esto no lo dijo por sí mismo, sino que como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación;
11:52 y no solamente por la nación, sino también para congregar en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos.
11:53 así que, desde aquel día acordaron matarle.
11:54 por tanto, Jesús ya no andaba abiertamente entre los judíos, sino que se alejó de allí a la región contigua al desierto, a una ciudad llamada Efraín; y se quedó allí con sus discípulos.

La ‘nación’ se refiere a los judíos. Desierto tiene que ver con exilio. Respecto a los hijos de Dios que estaban dispersos, muy claro menciona que es ‘Efraín’, la Casa de Israel sembrada entre las naciones. El versículo 54 claramente menciona que Yeshúa se apartó momentáneamente del pueblo judío para ir por Efraín. Yeshúa dijo:

Juan
10:16 también tengo otras ovejas que no son de este redil; aquellas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.

Justo en la profecía de Ezequiel hace referencia a este pasaje, pues menciona que La Casa de Israel y La Casa de Judá serían unidas por el hijo de David, el Pastor de Israel.

Ezequiel
37:15 vino a mí Palabra del Señor, diciendo:
37:16 hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en Él: para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en Él: para José, palo de Efraín, y para toda La Casa de Israel sus compañeros.
37:17 júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano.
37:18 y cuando te pregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso?,
37:19 diles: así ha dicho Dios el Señor: he aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano.
37:20 y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos,
37:21 y les dirás: así ha dicho Dios el Señor: he aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra;
37:22 y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos.

Yeshúa también declaró:

Juan
7:33 entonces Jesús dijo: todavía un poco de tiempo estaré con vosotros, e iré al que me envió.
7:34 me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir.
7:35 entonces los judíos dijeron entre sí: ¿adónde se irá éste, que no le hallemos? ¿Se irá a los dispersos entre los griegos, y enseñará a los griegos?
7:36 ¿qué significa esto que dijo: me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir?

Ellos sabían que el Mesías tenía que traer a los que estaban asimilados entre las naciones. Caifás lo supo. Sin embargo, a quien se le reveló este misterio en toda su plenitud, fue al apóstol Pablo, quién fue un rabino altamente educado a los pies de Gamaliel, uno de los más grandes rabinos de Israel.

Efesios
3:1 por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles;
3:2 si es que habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros;
3:3 que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente,
3:4 leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo,
3:5 misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:
3:6 que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio,
3:7 del cual yo fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado según la operación de su poder.

Esto para la mente judía es algo rarísimo. No entendían cómo los gentiles tenían algo que ver con los pactos de Abraham.

Ahora bien, el apóstol Pablo es el personaje que entre cristianos y judíos es muy mal entendido e incomprendido. Inclusive el apóstol Pedro, que era contemporáneo de Pablo y de Yeshúa, y sabía mucho más que nosotros de la fe hebrea, mencionó:

2ª Pedro
3:15 y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito,
3:16 casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.

A Pablo se le reveló algo que había de darse a conocer en estos últimos tiempos.

Hechos
9:10 había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y Él respondió: heme aquí, Señor.
9:11 y el Señor le dijo: levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, Él ora,
9:12 y ha visto en visión a un varón llamado Ananías, que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista.
9:13 entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén;
9:14 y aun aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre.
9:15 el Señor le dijo: ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel;
9:16 porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre.

El versículo 15 tiene un error de traducción en ‘y de reyes, y de los hijos de Israel’. Si lo leemos así no se puede conectar con Génesis 17:6, pues parece que está hablando de 3 grupos diferentes. Pero si nos vamos al griego para realmente identificar la palabra en el original para la segunda ‘y’, sería la palabra ‘te’.

Te: ambos

Una vez corregida esta palabra, el versículo se lee de la siguiente manera…

Hechos
9:15 el Señor le dijo: ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, ambos hijos de Israel;

Traducido de esta manera, es entonces donde coincide con la promesa hecha a Abraham…

Génesis
17:4 he aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes. gentes.
17:5 y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.
17:6 y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti.

El mensaje de Pablo es difícil de entender

Ahora bien, en ese tiempo Pablo estaba siendo perseguido porque ya se había corrido el rumor de que estaba predicando y convirtiendo gentiles masivamente, afanado en traer a los gentiles a como diera lugar, sin circuncidar, y debido a esto se genera una gran polémica. También las autoridades estaban muy preocupadas, pues si a algo le temía el pueblo judío es la asimilación, mezclarse con los gentiles.

Hechos
26:1 entonces Agripa dijo a Pablo: se te permite hablar por ti mismo. Pablo entonces, extendiendo la mano, comenzó así su defensa:defensa:
26:2 me tengo por dichoso, oh rey Agripa, de que haya de defenderme hoy delante de ti de todas las cosas de que soy acusado por los judíos.
26:3 mayormente porque tú conoces todas las costumbres y cuestiones que hay entre los judíos; por lo cual te ruego que me oigas con paciencia.
26:4 mi vida, pues, desde mi juventud, la cual desde el principio pasé en mi nación, en Jerusalén, la conocen todos los judíos;
26:5 los cuales también saben que yo desde el principio, si quieren testificarlo, conforme a la más rigurosa secta de nuestra religión, viví fariseo.
26:6 y ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros padres soy llamado a juicio;

Nuestros padres: Abraham, Isaac y Jacob.
Promesa: tu descendencia será como las estrellas de los cielos.

Génesis
15:5 y lo llevó fuera, y le dijo: mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: así será tu descendencia.

Después continúa Pablo diciendo…

Hechos
26:7 promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por los judíos. judíos.
26:8 ¡qué! ¿Se juzga entre vosotros cosa increíble que Dios resucite a los muertos?

Quiénes son esos muertos?

Los huesos secos, los muertos de Efraín, las tribus muertas en sus delitos, en sus pecados.

La manera en que Pablo y todos nosotros podemos tener la seguridad que Dios ha de resucitar a los muertos de Israel, es porque ya se llevó a cabo las primicias de la resurrección. Porque el primogénito de entre los muertos ha resucitado. Aquel que se le dio la primogenitura, aquel que ha de traer de vuelta a Israel, aquel que ha de salvar a su pueblo de sus pecados, aquel que vino a buscar y salvar lo que se había perdido. Murió y resucitó, el primero de entre muchos que ha de resucitar. Y en Él se anuncia salvación a todas las naciones, porque Israel está sembrado en todas las naciones. Y si estamos escuchando su voz, es por lo que dijo el Mesías…

Juan
10:27 mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, siguen,
10:28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

Y quizá, aun creyendo en Yeshúa y que le hayamos entregado nuestra vida, se nos había dicho que éramos gentiles, Pablo en su carta a los efesios dijo…

Efesios
2:11 por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne.a carne.
2:12 en aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.
2:13 pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.
2:14 porque Él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,
2:15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,
2:16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.
2:17 y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca;
2:18 porque por medio de Él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al padre.
2:19 así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,

Gentil es equivalente a pagano, idólatra… Fuera de los pactos...

Dios envió a su hijo para traer de vuelta a su pueblo.

1ª Corintios
12:2 Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos.

Aunque en un tiempo hayamos declarado que somos pueblo adquirido por Dios, las siguientes cartas mencionan que somos…

-1ª Pedro-
2:9 más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;
-1ª Pedro-
1:1 Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia,
-Santiago-
1:1 Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: salud.

Y si cuando estábamos lejos, el padre corrió a abrazarnos, para llevarnos de vuelta a casa…

--ha llegado el momento de volver a casa--

Un gran ejército. Es el tiempo de injertarnos a esa nación, de la cual fuimos desarraigados… ‘salid de ella pueblo mío, salid de Babilonia, salid de Roma’

Apocalipsis
18:4 y oí otra voz del cielo, que decía: salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;

Las implicaciones que este mensaje tiene son bastante fuertes. Hay tanta levadura de la cristiandad que hay que quitar…

De vuelta a casa

Concluiremos con la profecía con la cual iniciamos…

Abdías
1:19 y los del Neguev poseerán el monte de Esaú, y los de la Sefela a los filisteos; poseerán también los campos de Efraín, y los campos de Samaria; y Benjamín a Galaad. Galaad.
1:20 y los cautivos de este ejército de los hijos de Israel poseerán lo de los cananeos hasta Sarepta; y los cautivos de Jerusalén que están en Sefarad poseerán las ciudades del Neguev.
1:21 y subirán salvadores al monte de Sion para juzgar al monte de Esaú; y el reino será del Señor.

Existen muchos indicadores que apuntan a que en nuestros días nos tocará ver el cumplimiento de dicha profecía.

El siguiente es un llamado al hermano que perdió la herencia, al hermano que perdió la identidad y que se mezcló entre las naciones. Esta es una invitación a volver a casa, para que no se quede lejos y en una actitud de querer ser únicamente siervo, sino de volver y tomar toda la identidad que Dios tiene preparada para ti.

El Mesías de Israel, antes de entrar en su reino, tiene que morir, poner su vida en rescate por muchos. Así como Isaac, por su atadura y por su mérito, Dios concede favores a Israel. Por el mérito de Yeshúa, todas las naciones pueden entrar confiadamente al trono de su gracia.

Gálatas
3:29 y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

Si tú, como representante de las ovejas perdidas entre las naciones, como representante del hijo pródigo que aún está sumergido en el cristianismo, puedes decidir ahora decirle al Padre ‘quiero volver a casa, quiero tomar toda la herencia y la identidad como hijo de Abraham, y hacer realidad en mí el texto de Gálatas’. Si quieres dejar de estar lejos y quieres entrar a casa, te invito a hacer la siguiente oración…

‘Señor, te doy gracias, de que viniste y predicaste las buenas nuevas a los que estaban lejos y a los que estaban cerca. Porque anunciaste estas nuevas de redención de Israel y del mundo a través de tu siervo Yeshúa. Señor, bendito seas, por haber pensado en mí, bendito seas porque no me desechaste del todo, porque con amor eterno me has amado y por tanto me prolongaste tu misericordia.

Señor, el día de hoy, quiero volver a casa, quiero dejar de estar lejos. Yo sé que aun cuando yo estaba lejos, como Padre amoroso corriste a abrazarme y echarte a mi cuello, y aunque no me siento digno de entrar de nuevo a tu casa, y de volver a injertarme a esa nación del pacto, yo el día de hoy confío en tu bondad, en tu misericordia, y recibo la invitación de entrar a casa y ser partícipe de todas las promesas y todas las bendiciones para Abraham y su descendencia. Bendito seas tu Padre, que traes de vuelta a tus cautivos.’

‘Te damos gracias padre por estos tiempos de unión, gracias por este mensaje sobrenatural, de una reconciliación impresionante. Te pedimos por la Casa de Efraín y la Casa de Judá, y por cada país del mundo, que sea para Yeshúa el Mesías y que seamos hacedores de la Palabra, no solo oidores. Declaramos libertad en el nombre de Yeshúa. Amén’


Salmos
126:1 cuando el Señor hiciere volver la cautividad de Sion, seremos como los que sueñan. sueñan.
126:2 entonces nuestra boca se llenará de risa, y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: grandes cosas ha hecho el Señor con éstos.
126:3 grandes cosas ha hecho Señor con nosotros; estaremos alegres.
126:4 haz volver nuestra cautividad, oh Señor, como los arroyos del Neguev.
126:5 los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.
126:6 irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.


Web
www.EMCShalom.com (Miami – EE.UU.)
www.EfrainRegresa.com (Salta – Argentina)

Mail
EMCShalomInt@gmail.com (Miami – EE.UU.)
EfrainRegresa@gmail.com (Salta – Argentina)

Facebook
@EMCShalomInternacional
@EfrainRegresa

Teléfonos
Tel. +17864998073 (Miami – EE.UU.)
Cel. +54 387 5 922 213 (Juan Carlos Nieva – Salta - Argentina)

18 de octubre 2019